The Handmaid’s Tale, la distopía del feminismo

El cuento de la criada es una serie basada en la novela literaria de 1985 del mismo nombre, escrita por la canadiense Margaret Atwood. La producción fue ordenada por el servicio de streaming Hulu, con un orden 10 episodios, los cuales fueron lanzados consecutivamente a partir del 26 de abril del reciente año.

 Julio Alcalá

Redacción El Mangazo Web| Su argumento nos conduce hacia un futuro no muy lejano, en el que las enfermedades de transmisión sexual y de la contaminación ambiental han generado que la tasa natalidad del mundo colapse. Por lo tanto, el gobierno altamente religioso, teocrático y totalitario, ha establecido nuevas reglas. Una de ellas, especifica que las mujeres serán subyugadas y no tendrán derecho a trabajar, leer, controlar sistemas monetarios o propiedades.

En su lugar, se convertirán en criadas, haciendo énfasis en una interpretación extremista de un versículo de la biblia; luego serán entrenadas, corregidas y educadas para ser enviadas a los hogares de altos comandantes del gobierno, quienes las someterán a un ritual de violación, dejándolas embarazadas y, de esta manera, controlar y mantener el poder de la población mundial.

Cuando nos detenemos a analizar los puntos que se exponen en esta historia, entendemos que es una visión futura de lo que podría ser la pesadilla más grande del feminismo. La ironía que encierra la serie es que, a pesar de tratarse de un futuro no muy lejano, los castigos a los que son sometidas las mujeres, son de índoles barbáricos y comunes de siglos anteriores, en los que el sexo femenino era pisoteado y enmarcado por tres simples labores: dar hijos, encargarse de los quehaceres hogareños y complacer a sus superiores (los hombres).

El terror se hace presente cuando se convierte en una representación bien lograda de nuestro día a día. The Handmaid´s Tale, especifica que aún las mujeres pueden ser vistas como un mero objeto con el poder de reproducirse. Asimismo, se señalan otros problemas de nuestra trastornada sociedad: el innegable egoísmo entre las mismas mujeres o la persecución de las conductas consideradas “antinaturales” por su falta de propósito reproductor, como la homosexualidad.

Sin embargo, la producción logra visionar una frustración que siempre ha estado presente en la vida de los hombres que desean ser líderes totalitarios: no poseer el control total del ciclo de la vida. Si bien es necesaria la participación de un hombre y una mujer para lograr la creación de un nuevo ser humano, es la feminidad quien tiene el mayor porcentaje de poder cuando se trata de “reproducción”.

Además de esto, la serie hace hincapié en los problemas que ha generado la religión, la cual es misteriosa, y trabaja con dobles intenciones. Por si fuera poco, logra que reflexionemos sobre el ahogamiento al que ha caído actualmente el cristianismo, cuando las voces de los “rechazados” ahora son escuchadas.

Gracias a estas características obtuvo ocho premios en la edición de los Emmy 2017, en la que recibió muchos elogios, elevándola y convirtiéndola en una de las mejores series de este año y, probablemente, de la historia.

El Mangazo Web

Un espacio de lucidez para contrarrestar la incertidumbre, anudados al nuevo periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *