Secreto a voces: el escándalo sexual de Hollywood

Los escándalos de intimidación sexual en la industria cultural intensifican el tono, tras develar que los grandes también son activos de los patrones de perversión y desnudan los cuadros patológicos que durante algún tiempo logró mantener en secreto la fórmula de víctimas y victimarios.

 Julio Alcalá

Redacción El Mangazo Web| La intimidación no deseada es un tema que viene dándose desde hace un tiempo atrás, causando la indignación de las nuevas generaciones y de aquellos que se ven afectados por este acto. Sin embargo, en los últimos meses se ha acentuado la problemática que gira en torno al acoso sexual, sobre todo cuando un grupo de artistas manifestó la coerción a la que se veían sometidos en los pasillos de Hollywood.

Si bien podría creerse que el acoso sexual sólo sucede en películas como Fame (1980) o series de televisión como UnReal (2016), donde las personas son capaces de aceptar maltratos a cambio de una recompensa beneficiosa, la realidad es diferente, capaz de traspasar la ficción y volverse en un escándalo donde cientos de personas se vuelven culpables, cómplices y víctimas.

Pero, ¿quién es el verdadero culpable? ¿Caperucita roja o el hombre lobo? Para nadie es un secreto que mucho de los contratos de las grandes producciones de la cinematografía  y la televisión, se llevan a cabo en la cama, entre las sábanas de lujuria y seducción. Ante los ojos del público han caminado varias parejas conformadas por directores (o productores) y actrices.

Tal es el caso de Steven Spielberg y Kate Capshaw, Tim Burton y Helena Bonham Carter, Keira Knightly y Rupert Friend, Sam Mendes y Kate Winslet, Frances McDormand y Joel Coen o Brigitte Bardot y Roger Vadim. Siendo uno de los últimos casos aquel noviazgo que ocurrió entre la joven actriz Kristen Stewart y Rupert Sanders, antes de que la artista se declarara homosexual. Ante esto, nace la interrogante: ¿se trata de amor o de una estrategia para generar un éxito taquillero?

Los abusos sexuales que crecen en la ciudad de las estrellas (Hollywood), habían intentado salir de la olla en el año 1959, cuando Kenneth Anger, cineasta y escritor estadounidense, se atrevió a publicar, por primera vez, un libro que quitaba la careta del mundo artístico y dejaba en evidencia un rostro turbio y espantoso.

En este, los escándalos sexuales iban y venían, dejando mal parados a individuos de renombre, como Charlie Chaplin. Dicho libro no duró mucho en librerías, pues diversos agentes se encargaron de prohibirlo, algo que hizo que naciera la duda de si lo que se exponía en esas páginas era verdad o mentira.

¿Por qué alzar la voz en este momento? Los tiempos han cambiado y, por lo tanto, el tratamiento que se les otorga a algunos temas que eran considerados tabú por la sociedad, es diferente. Encontrar un culpable es tan difícil como buscar una aguja en un pajar.

Ante los hechos expuestos, la balanza se inclina hacia los altos magnates de Hollywood, mucho de ellos aceptando sus fechorías y otros respaldándose y negando tales acusaciones. Pese a esto, no podemos negar que un alto porcentaje de artistas juega a favor de su fama, sin importarles que esto interfiera con su intimidad como ser humano.

Hasta la fecha, la lista de famosos que se han visto implicados sigue creciendo: Kevin Spacey, James Toback, Brett Ratner, Bill Cosby y Dustin Hoffman, son algunos de los nombres que saltan a la luz. De lo que sí se puede estar más que seguros, es que este tipo de noticias genera una considerable pérdida de ganancias para la industria, quien debe tomar una posición adecuada si quiere renacer ante estos problemas que se estaban efectuando a plena vista, bajo las narices del público. Básicamente, un secreto a voces que prefería morir en silencio.

El Mangazo Web

Un espacio de lucidez para contrarrestar la incertidumbre, anudados al nuevo periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *