Los paraísos también son pequeños

Venezuela es un país repleto de maravillas naturales, desde uno de los picos más imponentes del mundo, como lo es el Pico Bolívar, hasta la cascada más larga, El Salto Ángel, pero si te adentras lo suficiente, entrarás entre los llanos y las montañas, sabanas y, encontrarás pequeños paraísos sacados del mismo edén.

Vanessa Ríos 

Redacción El Mangazo Web| El pozo azul está ubicado en el estado Cojedes, municipio Tinaquillo, en la línea limítrofe del estado Yaracuy, dentro de las montañas compartidas por los dos territorios, se puede encontrar la fuentes de agua que llenan al distinguido paisaje, que lleva tal nombre por el característico color intenso que tiñe sus aguas.

Para localizarlo, los turistas deben ir al sector de Vallecito, ubicado en Tinaquillo, luego tendrán un largo recorrido a pie, aproximadamente de dos horas, equivalente 4 kilómetros, en el sendero marcado por los habitantes de la zona que descubrieron esta fuente de agua algunos años atrás.

Los pobladores usaban esta área como principal fuente de alimento, por la gran variedad de vida salvaje que se encuentra sumergida en las aguas del lugar. También se cuenta que el valle tenía un tamaño mucho más exagerado hace unos siglos atrás, llegando a pasar la cuenca del río donde ahora descansan los turistas sus largas caminatas.
 
Algunos se preguntarán si ¿se puede ir en un vehículo convencional? la respuesta es no. El camino para llegar a pozo azul, está lleno de empinaduras, piedras desiguales y dos ríos a los cuales hay que atravesar en completa travesía. 
 

Los paraísos también son pequeños
Cascada que de la cual vierte el agua que armoniza el espacio natural. Fotografía: Vanessa Ríos
 
Éste es uno de los lugares favoritos de los pobladores del estado, para ir a vacaciones en épocas festivas, en especial los carnavales y la semana mayor del año, cuando se busca un lugar para escapar del calor sofocante de los pueblos llaneros.
 
Últimamente este recinto natural ha recibido la visita de muchos turistas de todas partes de Venezuela, la mayoría exploradores que quieren conocer las bellezas de paisaje que puede brindar este lugar, pero lamentablemente esta hermosa piscina natural, debido a su gran explotación turística, se ha visto afectada por las contaminaciones que dejan las pisadas de sus exploradores al salir y entrar del lugar, los desechos que traen a la zona terminan contaminando la fauna.
 
Muchos grupos de apoyo, pertenecientes al estado dueño de la maravilla natural, han prestado su ayuda para limpiar el agua y el sendero en colaboración de los habitantes de la zona, porque se encontraban disgustados ante la irregularidad y casi se clausura la ruta hacia el pozo, de no haber sido por la intervención del estado y sus habitantes, tras la difusión de una campaña de concientización hacia el recinto natural. 
 

Los paraísos también son pequeños
Fauna y vegetación del valle. Fotografía: Vanessa Ríos
 
El pozo azul no es algo que se debe tomar a la ligera, algunas de las personas que se aventuraron a explorar el sitio, salieron heridas por el nivel de inseguridad que hay en las rutas y otras pocas han perdido la vida. Ésta cuenca de agua azul rey, que a su vez se torna turquesa con la luz de la mañana, y sigue pareciendo sacado de una película de Hollywood que garantiza a los aventureros un realismo mágico inverosímil.

El Mangazo Web

Un espacio de lucidez para contrarrestar la incertidumbre, anudados al nuevo periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *